MAYORES

MAYORES

En la actualidad, el 17,1% de la población madrileña tiene 65 años o más, porcentaje que va en aumento por el incremento de la esperanza de vida... y la ralentización de la natalidad. Es necesario, por tanto, una clara política de apoyo a las personas mayores que se base en la solidaridad intergeneracional y la ciudadanía como derecho a lo largo de la vida fomentando, entre otras, las siguientes medidas:

Programas de envejecimiento activo y saludable, en colaboración con los servicios de salud, deportivos y culturales.
Apoyo social para las personas mayores en situación de soledad no deseada.
Programas intergeneracionales y de participación social.
Garantizar la permanencia en el hogar (siempre que se desee y sea adecuado en función de la capacidad y autonomía de las personas) mediante los programas de apoyo necesarios: ayuda a domicilio, básica y especializada, adaptación a la plena accesibilidad de la vivienda, servicios complementarios (comida y lavandería).
Garantizar la coordinación socio-sanitaria y la atención socio-sanitaria a domicilio.
Universalizar la teleasistencia a todas las personas mayores de 65 años que viven solas.
Ampliar y diversificar las plazas de viviendas tuteladas.
Ampliar la red de centros de día, diversificando sus programas y actividades. Impulsar la atención en centros de atención nocturna.
Ampliar y diversificar los programas de respiro familiar y en especial las estancias temporales.
Fomentar la oferta de acogimientos familiares.
Garantizar una atención de calidad, tanto en el ámbito público como en el privado (concertado o libre).
Revisar y controlar la ratio y el perfil profesional del personal que trabaja en los centros de día (y noche) y centros residenciales.
Aproximar los equipamientos a sus destinatarios o a sus familiares, en el caso de las residencias.
Leer más