CONSUMO

CONSUMO

Nuestro modelo de sociedad con justicia social y que cuida de la salud de sus miembros, de la naturaleza y de sus ciudades requiere de un consumo responsable.... La iniciativa individual y la acción colectiva deben asentarse en un compromiso compartido por todos los agentes económicos de cuidar nuestra calidad de vida y de asegurar las mejores condiciones posibles para las futuras generaciones.
Los consumidores tienen que poder expresar sus propuestas y las administraciones públicas tienen la obligación de contribuir a su materialización, regulando la actividad empresarial y favoreciendo el consumo responsable.
A través de la Oficina del Consumidor, la Comunidad de Madrid debe ser un ejemplo en la defensa de los/as consumidores/as cuando se vean afectados/as individual o colectivamente por comportamientos empresariales depredadores. El asesoramiento jurídico y el acompañamiento institucional a sus reclamaciones deben orientar la intervención pública.
La creciente importancia de la compra directa de productos financieros para canalizar el ahorro popular y del uso de la financiación privada para acceder a ciertos bienes y servicios, debe ir acompañada de una estrategia pública de formación adecuada de la población para evitar abusos amparados el desconocimiento de la gente.
La reducción drástica del uso de los plásticos exige la adopción de medidas urgentes que premien las conductas austeras en el uso del plástico en la comercialización de los productos que requieren de envases y/o embalajes.
Las políticas de apoyo al consumo de proximidad serán otra forma de reducir el efecto contaminante de los canales largos de comercialización.
Leer más